Búsqueda personalizada

martes, 27 de mayo de 2014

Mitos de la depilación láser



Una de las preocupaciones más comunes entre la mayoría de las mujeres de cara al verano, es el aspecto de la piel, y es que, con la llegada del buen tiempo decimos adiós a los jerseys y las medias y nuestra piel queda al descubierto.

Para lucir una piel bonita es fundamental una buena hidratación y una depilación adecuada. La depilación láser es desde hace algunos años, la técnica más demandada, pero también una de las que más dudas y falsos mitos genera.

Si estás pensando en empezar un tratamiento de depilación láser para estar perfectamente depilada este verano, no te pierdas estos 5 mitos de la depilación laser que desmontamos hoy:

1. “El láser no elimina el vello claro o rubio ”

Este mito es totalmente falso. Lo que si es cierto es que el vello más claro tiene menor concentración de melanina, que es sobre lo que trabaja el láser. Pero hoy en día, gracias a los lásers de última generación sí se puede eliminar.

2. “No se puede tomar el sol después de la depilación láser”

Esto depende de cada uno, pero en principio una vez han pasado quince días de la sesión de láser, se puede tomar el sol, haciéndolo con protección solar alta, y siempre que la piel esté perfecta, sin rojeces ni cambios de color.

3. “La depilación láser es dolorosa”

Esto no es exactamente así. Cuando nos estamos depilando notamos el calor de la luz del láser, esto es inevitable y puede resultar algo molesto en algunos pacientes. Para que te hagas una idea, la depilación con láser es mucho menos dolorosa que la depilación con cera, por ejemplo.

4. “Es necesario dejar crecer el pelo antes de depilarse”

Falso, lo que es necesario es que no nos hayamos depilado con cera o pinzas unos 10-15 días antes para que exista el tallo del pelo que será el responsable de conducir la energía del láser desde la piel a la matriz del pelo, que es lo que queremos destruir, pero sí nos podemos depilar con cuchilla o crema depilatoria. Lo que debemos evitar son los medios de depilación de arranque.

5. “El vello vuelve a salir con el tiempo”

Si el tratamiento se ha realizado correctamente el pelo no vuelve a salir en el cuerpo, pero en la cara, si hay algún tipo de cambio hormonal, puede salir un poco de vello, pero en mucha menor cantidad y mucho más fino.

Una vez que hemos decidido que vamos a empezar a depilarnos con láser hay que elegir una buena clínica, y es que, este tipo de depilación puede llegar a ser peligrosa si no la realizan profesionales.




3 errores a la hora de depilarse las cejas



¿Cómo te depilas las cejas? ¿Qué tienes en cuenta a la hora de quitarte más o menos pelo de las cejas? ¿Observas la estructura de tu cara? ¿Prefieres dejar la depilación de tus cejas en manos de un profesional? Es fácil tener las cejas perfectas de acuerdo a la estructura de tu cara si sabes cómo, por eso hoy vamos a hablar de 3 errores que normalmente cometemos a la hora de depilarnos las cejas y que podemos solucionar si prestamos un poco de atención.

Porque tener unas cejas perfectas no es nada difícil.

Primer error, te quitas demasiado pelo en las cejas

Uno de los errores más comunes a la hora de depilarnos las cejas es empezar a quitar pelo y no parar. Esto suele suceder cuando no estamos acostumbradas a depilarnos las cejas o bien cuando no sabemos qué tipo de ceja le sienta mejor a nuestro rostro. Importante ante esta situación. Respira hondo y con la ayuda de un eyeliner delinea tus cejas hasta que veas el pelo sobrante. Una vez lo tengas marcado, elimina aquel pelo que sobra, el resto déjalo. Si ves que es muy largo, con la ayuda de unas tijeras recorta los pelos más largos de tus cejas, y después péinalas.

Segundo error, pintar las cejas

Personalmente, no me gusta como queda cuando alguien para simular un hueco feo en las cejas, se las pinta. Para simular el tener más pelo en una ceja despoblada o en una calva que por error nos hemos hecho a la hora de depilarnos, lo mejor es aplicar un poco de polvos de sol en la zona de las cejas y sobre todo evitar pintarla con el lápiz de ojos.

Tercer error, cejas tatuadas

Otra cosa con la que no puedo es con las cejas tatuadas o con la manía de teñirse las cejas cuando te has teñido el pelo, para así aclararlas. Sino sabes hacerlo, no lo hagas, en este caso es mejor que acudas a un profesional que lo hará mucho mejor y sobre todo que verá qué tono de cejas es el adecuado para tu nuevo color de pelo. No hay nada peor que unas cejas teñidas que van creciendo y a las cuales se les va viendo la raiz cada vez más negra.

Si alguna vez has cometido alguno de estos tres errores, ahora ya sabes lo que no tienes que hacer.




Consejos para una depilación perfecta



Con la llegada del verano, llega también el momento de estar perfectas, y uno de los puntos más importantes de cara a lucir unas piernas perfectas este verano, es la depilación.

¿Cómo te depilas? ¿Eres de las que utiliza cera, depilación láser o te gusta más la depilación de arranque?

Hace ya casi 10 años que una de mis opciones para depilarme es la depilación de arranque. Que como su nombre indica es aquella depilación que elimina el vello de raíz, y lo arranca facilmente. Para este tipo de depilación lo mejor que puedes utilizar son las máquinas específicas para ello.

Llevo utilizando Braun Silk-Epil desde que mi madre me regaló la primera con 18 años, y desde entonces y aunque ha cambiado muchísimo y ha evolucionado un montón, no he cambiado de marca. He seguido viendo la evolución de sus máquinas de arranque y he seguido utilizándolas.

Hace muy poquito, llegó a mis manos la nueva Silk-Epil Skin Spa, la última incorporación de Braun a sus depiladoras de arranque. Pues bien, la he probado y estoy más que encantada. Lo que echaba de menos del resto de depiladoras, era esa función exfoliante, que esta nueva Braun Silk-epil Skin Spa incorpora. Además de arrancar el vello más pequeño, este cabezal de exfoliación con tecnología sónica (el cepillo no gira, sino que va oscilando hasta llegar a 3.000 micro-oscilaciones por minuto) hace que la depilación sea mucho mejor después. Esta exfoliación la puedes realizar bajo la ducha (es lo más recomendable y es lo que hago siempre), utilizando un producto exfoliante que te ayude a retirar las células muertas, y a dejar tu piel lista para la posterior depilación.

La depilación también puedes hacerla bajo la ducha, ya que esta nueva Braun Silk-epil Skin Spa no lleva cables y está diseñada especialmente para utilizarla bajo el agua, cosa que la verdad se agradece un montón, porque es mucho más cómoda y fácil de utilizar. Además incorpora una luz que te ayuda a ver los pelitos más rebeldes.

He de reconocer que a mi este tipo de depilación no me duele, debe ser porque ya tengo la piel acostumbrada ya que llevo años y años haciéndomela, pero también como innovación con la nueva Braun Silk-epil Skin Spa la depilación te dolerá mucho menos, ya que incorpora un sistema de masaje con un cabezal pivotante que te deja la piel activa y medio dormida para que te sea mucho más cómodo y fácil conseguir una depilación perfecta.

Como ves, es una depiladora de lo más completa, ya que incluye un cabezal de corte, uno para rostro, otro para zonas sensibles, el cargador, el cabezal exfoliación y el cabezal de arranque. No tiene desperdicio, y si estás buscando una nueva maquinita para depilarte, te recomiendo que la pruebes porque además ahora está en promoción y puedes probarla gratuitamente durante un tiempo, y si te convence, finalmente te la puedes comprar.

Además para que tu depilación sea perfecta, te dejo unos pequeños trucos que no puedes olvidarte antes, durante y después de depilarte.

¿Cuáles son los pasos a seguir antes, durante y después de la depilación?

Antes: Siempre debes evitar el calor antes y después de depilarte. No debes tomar el sol o baños calientes durante un día antes y un día después de depilarte. De esta forma facilitaremos que la depilación sea más rápida, y además no te saldrán manchas en la piel. Es también fundamental que unas 12 horas antes de depilarte no utilices aceite corporal para que el pelo se salga mejor. Después de la depilación si que es importante que te hidrates bien la piel.
Durante la depilación: Si eres de las que te duele mucho, no te olvides de utilizar hielo para evitar la inflamación y el dolor, ya que dejará tu piel ligeramente dormida. No lo apliques directamente sobre la piel, hay productos específicos para aplicarlo, como una bolsita de depilación, aplicarlo bajo una toalla, etc. Además es imprescindible que intentes depilarte con luz natural o la mejor luz posible para atacar todos los pelitos.
Después de la depilación: Utiliza una crema calmante como la camomila el aloe vera o la hamamelis. Además si quieres retrasar la aparición del pelo, utiliza una crema específica para retrasar el crecimiento del vello, que además contienen agentes hidratantes y calmantes.

Antes y después de la depilación, no te olvides de la exfoliación. Es fundamental para que el vello no se quede dentro del poro. Para ello, utiliza un guante de crin o una crema exfoliante que te ayude a eliminar las células muertas de la piel y después de la exfoliación, utiliza una crema hidratante.




Las cejas son el secreto de una mirada perfecta



Las cejas son el secreto de una mirada perfecta. Cuidarlas y depilarlas es una tarea básica para mantenerlas perfectas. No debemos ni hacerlas muy gruesas, ni muy finas, y sobre todo, deja que se alarguen, por nada del mundo te las dejes cortas. Opta siempre por una longitud que sobrepase un centímetro el extremo del ojo con un toque de lo más natural.

Olvídate de las cejas con poco pelo. Para saber cuál es el tamaño de cejas que va con tu tipo de rostro, prueba a hacer lo siguiente:

Coge un lápiz, y colócalo de forma vertical a tus cejas, apoyado en un lado de la nariz, justo tocando la aleta. Todo el vello que sobresalga de la punta del lápiz hacia la zona del entrecejo, tiene que ser eliminado. Para saber dónde deben finalizar tus cejas, coloca el lápiz en el centro del labio inferior e inclínalo hacia el borde exterior de ojo, siempre tocando la nariz. En el punto donde coincida la punta del lápiz con la ceja, es el lugar donde ésta debe acabar.

¿Qué tipo de cejas nos podemos encontrar?

Las cejas ponen el toque especial a nuestros ojos, realzan su mirada y marcan nuestra expresión. Dentro del “mundo de las cejas” básicamente podemos diferenciar 4 tipos básicos de cejas que favorecen a cada uno de los tipos de rostro.
  1. Finas y cortas. Tienen poco pelo, así que no te pases depilándotelas. Este tipo de cejas favorecen a las personas con cara pequeña redonda o triangular.
  2. Redondas. Son aquellas que dibujan un arco siguiendo la línea cóncava del ojo. Favorecen a personas con rostro cuadrado o rectangular y de facciones muy angulosas.
  3. Angulosas o triangulares. Tienen un ángulo bastante marcado, y son más gruesas en la parte inicial. Favorecen en casi todo tipo de facciones, cuando están bien cuidadas, ya que dan la sensación óptica de levantamiento de párpados superiores.
  4. Planas. Son aquellas que se aproximan a la línea horizontal del ojo, y destacan por un mayor volumen. Favorecen a personas con la cara alargada, ya que hace que sus facciones sean más ovaladas.
Mis ojos son…

Son tus ojos los que te dirán qué tipo de ceja se adecua a tu rostro:

Si tus ojos son redondos o hundidos, tus cejas han de ser más finas, con un trazo un poco triangular y que vaya hacia el exterior.
Para los ojos muy juntos, es fundamental que separes el entrecejo para crear ese efecto de amplitud.
Si tus ojos están muy separados, debes quitar vello del interior de la ceja, justo en el nacimiento.
Para unos ojos más almendrados elimina únicamente algunos pelitos del final.
Si tus ojos están ligeramente caídos, haz que tu ceja no sea tan larga para no aumentar esa sensación.

¿Cómo empezar a depilar tus cejas?

Peina tus cejas con un cepillo especial desde su nacimiento hasta sus puntas. De esta forma, podrás ver cuáles pelitos te sobran y si tienes las dos cejas iguales.
Deshazte de todos aquellos pelitos que sobresalgan por encima y por abajo, con las pinzas de depilar.

Si te pasas depilando o no te gusta el resultado, puedes ayudarte de un lápiz de cejas para pintar esas pequeñas “calvas” que te hayas dejado.

Recuerda siempre que no se trata de querer un tipo de cejas, sino de ver qué cejas te favorecen según tu rostro y tus ojos, por eso es importante establecer primero unas pautas para ver cual es la forma correcta de depilarlas.


Fuente deguapas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario