Búsqueda personalizada

viernes, 28 de marzo de 2014

Elige el quitaesmalte correcto



Elegir el quitaesmalte correcto es más importante de lo que piensas. Encuentra aquí los mejores consejos acerca de cómo seleccionar el removedor de esmaltes ideal para cada función.

¿Qué tipos de quitaesmaltes existen?

El esmalte puede quitarse de las uñas con dos tipos de removedores, los que tienen acetona y los que no la tienen. Cada uno de ellos tiene sus características y son buenos para cierto tipos de uñas y funciones. Veamos juntas cuáles son y cuándo elegir cada uno.

Quitaesmalte sin acetona

-Está hecho en base a acetato de etilo.
-Sirve para uñas postizas y uñas naturales.
-Es mejor para las uñas y para la piel porque no es tan fuerte.
-Esa es también una contra, ya que el quitaesmalte sin acetona necesita más pasadas para eliminar el esmalte de las uñas.
-Lo bueno es que las empresas que lo producen le agregan proteínas y vitaminas que mejoran el aspecto de las uñas.
-Difícilmente quita el esmalte de uñas que tiene purpurina o cualquier otro agregado.
-Tiene aroma agradable.
-Es inflamable.
-Es el removedor adecuado si tienes un esmalte común, piel y uñas frágiles, eres sensible a los malos olores y tienes tiempo para sacar el esmalte con tranquilidad.

Quitaesmalte con acetona

-Está hecho de acetona.
-Puede utilizarse tanto en uñas postizas como naturales.
-La acetona es un disolvente muy fuerte que incluso puede desintegrar plástico con facilidad. Por eso quita el esmalte súper rápido aunque es algo fuerte para la piel y las uñas.
-Quita todo tipo de esmalte.
-Tiene aroma desagradable.
-Es extremadamente inflamable.
-Es el removedor indicado cuando utilizas esmaltes potentes, tienes uñas fuertes y quieres eliminar el esmalte de forma ultra rápida.

Algo que tienes que tener en cuenta es que los dos tipos de quitaesmaltes son inflamables, son disolventes naturales y son tóxicos, por lo tanto manipúlalos con cuidado y nunca los dejes al alcance de los niños y de las mascotas.

Puedes tener uno de cada uno

Si bien cada uno puede utilizarse según distintos factores, si tienes uñas y piel normal puedes tener en casa los dos tipos de quitaesmalte, uno sin acetona, suave, para los días en que usas una laca normal, y otro con acetona, más potente, para cuando usas esmaltes con brillos u otros agregados.

Ya ves que no cualquier quitaesmalte es el correcto para ti y para cada ocasión, pero ahora ya sabes distinguir entre los dos y podrás elegir el que necesites en cada manicura.




¿Cómo limar tus uñas?



Si hacerte una manicura profesional se va de tu presupuesto, debes saber que hacerlo en casa es muy fácil. Encuentra aquí todos los consejos para saber cómo limar tus uñas a la perfección, el primer paso para lucir unas uñas cuidadas.

La elección de la lima de uñas

La mejor manera de darle forma a las uñas es utilizando la lima de uñas. Pero, si no eres experta, debes saber que no todas las limas son iguales y debes elegir de acuerdo a tus uñas.

Actualmente en el mercado existen gran variedad de limas pero la mejor es la común, con distintos números de granos: cuanto mayor sea el número, más suave será, ideal para usar en uñas débiles o delgadas.

Las limas de metal son un tanto agresivas y pueden provocar quebraduras o descamación, mientras que las de cristal son muy buenas, pero también costosas.

Antes de comenzar a limar tus uñas

Si crees que tus uñas están demasiado largas, antes de comenzar a limar es bueno que las recortes a la altura que necesitas, pues si pretendes hacerlo con la lima te será más difícil, tardarás más y quizás te queden desparejas.

Por otro lado, no hay nada mejor que lavarte bien las manos y las uñas, y secarlas perfectamente antes de comenzar (nunca limes tus uñas si están mojadas).

Decide qué forma prefieres

En general hay tres grandes grupos de formas: la redonda, la ovalada y la cuadrada, aunque existen intermedios entre éstas. Si no estás muy segura cuál funcionaría mejor, puedes mirar tus cutículas y ver si son achatadas o redondeadas.

Las uñas ovaladas te darán un look bien femenino y son adecuadas si tienes dedos cortos. Las uñas redondas son buenas si trabajas con tus manos, ya que son más fáciles de mantener y son más cortas. Quedan bien en manos grandes y dedos largos, aunque todas pueden usarlas.

Por otro lado, las uñas cuadradas, son las mejores para tenerlas fuertes y evitar quebraduras. Están muy de moda y quedan mejor en dedos largos.

Comienza a limar

Una vez que tienes tu lima, preparaste tus uñas y escogiste la forma deseada, es momento de comenzar a limar. Siempre debes hacerlo en la misma dirección, desde los extremos hacia el centro, y si las quieres cuadradas, deberás poner más empeño arriba, pero siempre haciéndolo de manera cuidadosa. Esa es la clave para evitar roturas o uñas deformadas.

Cuando terminas, puedes pulirlas, pero cerciórate de no hacerlo demasiado seguido para no debilitar tus uñas. Ya llegó el momento de elegir el color y pasar a la siguiente etapa.




La mejor manicura para usar a diario



Seguro que sabrás que lucir unas manos y unas uñas bien cuidadas es imprescindible para tener una buena presencia. Si eres de las que se muerden las uñas o de las que las llevan descuidadas, sin quererlo darás una impresión de ser una persona nerviosa.

Lucir unas uñas perfectas, bien limadas y bonitas reflejarás en ti ser una persona que cuida el aspecto, algo que hoy en día es muy importante para trabajar, ya sea en una oficina o en cualquier otro lugar. La seriedad y la profesionalidad también se reflejan en tus manos.

En este artículo te quiero dar algunos consejos prácticos para que tu manicura sea la adecuada en tu trabajo. ¿Preparada?

Buenos pintauñas

Da igual cuál sea el trabajo que desarrolles a diario, pero seguro que tus uñas se verán expuestas a muchos roces con superficies y tejidos, por lo que es muy importante que tu esmalte de uñas sea de calidad.

Los buenos esmaltes de uñas duran más y son más fáciles de aplicar, no se endurecen, no forman grumos y además pueden contener nutrientes para cuidar tus uñas.

Manicura sencilla

La manicura no siempre tiene que ser realizada en un centro de belleza, tú misma te puedes hacer una manicura sencilla y no por eso menos elegante. Una manicura que no sea llamativa pero que esté bien cuidada.

Lo ideal es llevar un esmalte con un color clarito, y la forma de las uñas puedes escoger la que mejor se acomode a tus dedos, pudiendo ser redonda o más cuadrada. La forma redonda se caracteriza por dar un aspecto suave a las manos y con una forma cuadrada reflejarás más formalidad.

Colores de esmalte

Los colores podrás variarlos en función de tus gustos o de la época del año en la que te encuentres. Así, por ejemplo, en invierno puedes llevar tonos más claros y neutros (blanco, rosa, beige) y en verano puedes optar por colores más alegres (azul, naranja, amarillo o verde y tonos pastel).

¿La manicura francesa te gusta? ¡Porque también es una opción ideal! Además elegir el tono de color que más vaya con tu tono de piel también es una opción acertada.

Y tú, ¿Cómo te gusta lucir tus uñas pintadas? ¿Qué colores crees que son los que más se llevan? ¿Eres de las que prefiere ir a un profesional o de las que se hacen la manicura en casa?



Cómo poner uñas acrílicas



¿Te ha pasado que quieres lucir una uñas largas, prolijas y bien cuidadas pero no pareces lograrlo? No siempre crecen con facilidad y cuando lo hacen no siempre podemos mantenerlas prolijas y en buen estado. Si tienes una ocasión especial y te gustaría lucir unas uñas increíbles sin tener que esperar o incluso para un look diario, la solución es ponerse uñas acrílicas.

Pero, ¿cómo se colocan las uñas acrílicas? Te explico a continuación.

Preparación

Antes que nada es importante que prepares tus uñas para que las uñas acrílicas se adhieran bien. Si lo haces correctamente lograrás que duren varias semanas sin salirse.

Para preparar tus manos primero debes lavarlas, secarlas y cortarlas de manera prolija. Luego utiliza una lima suave para quitar el brillo de las uñas. También es importante que arregles tus cutículas tirándolas suavemente hacia atrás.

¿Cómo pegarlas?

Primero que nada debes colocar una gota de pegamento sobre tus uñas colocando encima las uñas acrílicas. Ajústalas a la superficie de las uñas antes de que el pegamento se seque. Una vez que queden pegadas puedes limarlas y cortarlas para que tomen la forma de tus uñas o el largo adecuado.

Puedes utilizar un primer sobre tus uñas antes de aplicar las uñas acrílicas para que adhieran mejor, evitando que el líquido entre a tus uñas.

La lima y el esmalte son ideales para darle naturalidad y un lindo aspecto a las uñas acrílicas. Procura darle la forma adecuada y si usas esmalte cámbialo, no dejes el mismo por mucho tiempo. Remuévelo y vuelve a sacar.

Si quieres que tus uñas acrílicas duren más tiempo es importante que las mantengas cuidadas y evites que se rompan. Para eso ten la precaución de usar guantes de goma a la hora de limpiar en casa.

Si te aburres y quieres retirar las uñas acrílicas debes remojar tus manos en acetona por 30 minutos y así lograrás despegar el pegamento sin dañar tus uñas.

Las uñas acrílicas son fáciles de aplicar aunque tienen su proceso y con la práctica resulta cada vez más fácil. Lo principal es pegarlas cuidadosamente y asegurarte que se adhieran bien. Luego debes mantenerlas bajo buen cuidado para evitar que se salgan con con facilidad.


Fuente imujer.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario