Búsqueda personalizada

sábado, 1 de junio de 2013

Rasurado y depilación íntima del hombre



La depilación de las partes íntimas puede acarrear un buen número de preguntas antes de pasar a la acción. En efecto, las partes íntimas del hombre se deben manipular con mucha precaución cuando se trata de rasurado o de una depilación. Veamos una serie de consejos para adquirir una correcta práctica a la hora de proceder a la retirada del vello púbico.

El sentido de la depilación íntima

Desprenderse del vello de las zonas íntimas se ha convertido en algo muy frecuente en los hombres. Según un sondeo, cerca de 9 de cada 10 mujeres dicen que prefieren a un hombre con poco vello en el cuerpo, y que el sexo forma evidentemente parte de esas preferencias femeninas.

Pero no sólo es una cuestión de placer de cara a vuestra pareja, el rasurado íntima para hombre ofrece una ventaja real en términos de estética pero también de higiene. En efecto, los vellos suelen favorecer la aparición de bacterias y de malos olores.

Pero cuidado cuidado, esta zona es relativamente frágil, y conviene tomar ciertas precauciones antes de pasar a la acción.

La cuchilla

El uso de una cuchilla tradicional para el rasurado íntimo es la solución más popular entre los hombres. Rápido, eficaz y económico, permite eliminar el vello en las zonas que rodean el sexo, así como de la parte de los testículos.

Antes de nada, se aconseja retirar el máximo posible de vello con ayuda de unas tijeras, y luego pasar la cuchilla. Cuando os rasuréis, intentad extender la piel al máximo con el fin de obtener una superficie “plana”. Evitad pasar varias veces con la cuchilla sobre la misma zona para evitar dañar la piel y no haceros cortes. En cuanto a los testículos, os debéis tomar vuestro tiempo, la piel es particularmente frágil y sensible en esta parte del cuerpo.

Una vez que hayáis terminado, usad una loción hidratante para calmar la piel. Finalmente, no os sorprendáis de que aparezcan picores durante los días siguientes al afeitado. Tras varias sesiones, el efecto irá desapareciendo.




Depilación masculina y sus diferentes métodos



La depilación masculina y sus diferentes métodos parece ser un tema novedoso en la sociedad actual, sin embargo solo es necesario ver antiguas culturas como la griega, romana o egipcia para percibir que se trata de una práctica muy antigua y común.

En esa época los hombres no solo cuidaban de su cuerpo utilizando aceites y perfumes sino que también recurrían a diferentes métodos de depilación como un signo de limpieza y belleza masculina, utilizando diversos elementos como objetos cortantes o mezclas de aceites y miel que cumplían una función similar a la que hoy se le da a la tradicional cera.

De todo esto se desprende que la depilación masculina más allá de ser una tendencia novedosa no hace más que retrotraer el tiempo que nos lleva a los hombres que la utilizaban como parte de sus tratamientos de belleza y estética.

En la actualidad, existen infinidad de formas y métodos de eliminación de vello, con ofertas en depilación de cera que hacen posible tanto a hombres como a mujeres lucir estéticamente más bellos además de ser una herramienta relacionada con la higiene corporal.

La depilación masculina hoy, forma parte importante de los tratamientos de belleza masculinos utilizados tanto por deportistas como modelos y hombres comunes que buscan una estética más prolija sobre todo cuando se trata del vello del rostro en zonas como el entrecejo y siempre el tipo de depilación dependerá de la imagen que cada hombre desee proyectar en su círculo social.

Depilación con cera

Una de las formas más tradicionales de depilación es la que se realiza utilizando cera ya sea fría, tibia o caliente y con la cual se obtienen resultados con una duración de cuatro semanas como máximo, con el valor agregado que cada sesión hace que el vello crezca más débil y fino.

Dentro de los métodos con cera se encuentran las bandas que son sumamente prácticas y no necesitan de mayores cuidados para realizarla en casa, sumándose a ésta la cera con aplicador tipo roll-on, también muy sencilla de aplicar.

Crema depilatoria

Las cremas depilatorias tienen la particularidad de tener componentes químicos que matan el vello pero solo superficialmente, a diferencia de la cera que retira también la raíz de cada pelo

Sin embargo, la mecánica para utilizarla es muy sencilla y una vez que se extiende sobre la zona a depilar solo será necesario esperar unos minutos antes de retirar el producto y aplicar una crema humectante para devolverle la humectación necesaria a la piel y evitar la irritación.

Depilación láser

La depilación utilizando láser es una de las últimas tendencias que se ha puesto de moda en los últimos años y la utilizan hombre y mujeres por igual pero siempre dependiendo del color de la piel y el grosor del vello.

Son necesarias varias sesiones para comenzar a ver los resultados que también dependen del tipo de láser utilizado, un factor importante a tener en cuenta y que debe consultarse con el profesional antes de comenzar el tratamiento, además de elegir siempre un centro de estética y depilación que ofrezca garantías médicas a fin de evitar problemas y efectos secundarios que pueden ser causados por un mal uso del sistema.

Depilación eléctrica

Este es el único método que realmente elimina el pelo de forma definitiva y permanente con la desventaja de ser un tratamiento lento y que requiere de varias sesiones para conseguir resultados excelentes.

La depilación eléctrica se realiza aplicando corriente eléctrica utilizando una aguja de metal que logra destruir el pelo de raíz, pero como cada uno de los pelos se encuentra en un estadio diferente de crecimiento será necesario tener mucha paciencia si se quiere lograr el objetivo de una depilación realmente definitiva.

Sin importar el método elegido, la depilación masculina se ha instalado dentro de los tratamientos de belleza que los hombres han recuperado como base de una imagen más prolija, higiénica y agradable y el mercado ha tenido en cuenta esto a través de propuestas diversas como las ofertas de belleza de Groupon que contemplan todo tipo de tratamientos tanto para mujeres como para hombres.

Y tu cuál método de depilación prefieres para cuidar tu estética corporal?




La depilación de la axilas, técnica y consejos



Los vellos de las axilas son probablemente los que más molestan, sobretodo durante el verano. Estos pelos pueden molestar bastante, e incluso podemos no darnos cuenta de ello. Por eso es preferible realizar una depilación de las axilas, bien por motivos estéticos, o simplemente por higiene.

Existen varias formas que nos permiten depilar los vellos de las axilas: unos métodos que facilitan una depilación definitiva, y otros que permiten una depilación temporal.

La depilación con láser o luz pulsada

Es posible utilizar la técnica clásica de la luz pulsada para una depilación definitiva de los vellos de las axilas. La depilación de las axilas con láser o con luz pulsada se suele realizar en centros especializados.

Cada empresa que comercializa estos aparatos es la encargada de explicar las instrucciones específicas que se deben seguir, y el número de veces que se debe utilizar para garantizar unos resultados eficaces (por ejemplo: usar cada cuatro semanas durante 16 meses). Ciertos aparatos están destinados solamente a personas que tienen una piel clara. El uso de estos aparatos para pieles oscuras pueden ocasionar quemaduras.

Con el fin de tomar todas las precauciones posibles, es indispensable leer bien el prospecto de cada aparato, especialmente antes de usarlo por primera vez.

Las cremas depilatorias para las axilas

Las cremas depilatorias eliminan los vellos indeseables de la superficie de la piel. Una vez aplicada la crema, se puede retirar el vello, limpiando bien las axilas. Para obtener unos buenos resultados, se aconseja aplicar la crema sobre una pequeña zona de las axilas y observar después los resultados.

Con esto permitimos ganar tiempo en la medida en la que podemos limpiar las axilas de forma rápida si los vellos se desprenden bastante rápido, y sin necesidad de esperar el tiempo recomendado.

Cuidado con dejar la crema aplicada sobre la piel más tiempo del recomendado. Si sentís picores o quemaduras, no dudéis a la hora de limpiar bien la zona, sin esperar el tiempo que indica el prospecto.

El rasurado de las axilas

El rasurado de las axilas es sin duda el método más sencillo y más común para desprenderse de los vellos de forma temporal. Para obtener unos buenos resultados, se deben rasurar las axilas justo después de una ducha bien caliente.

El agua caliente y el vapor suavizan la piel y permite un afeitado mucho más cómodo y seguro. Se debe utilizar una cuchilla de buena calidad y una crema de afeitar. Los vellos de las axilas pueden crecer en diferentes direcciones, pero aseguraos de rasurarlos en el sentido inverso del crecimiento para obtener un resultado mucho más eficaz.




Trucos y consejos para hombres que se depilan



Para aquéllos que quieren cuidar la parte del torso, y es la primera vez que se ponen a ello, es preferible utilizar la recortadora, para que los cambios no sean demasiado visibles y os pongan en una situación incómoda. En cuanto al tamaño del vello, no más de 1,5 cm. Con relación al mantenimiento, se debe realizar a diario, o cada dos días si hablamos de rasurado, y de 2 a 3 semanas para la recortadora.

Las axilas pueden, al igual que el torso, ser recortadas o también rasuradas, todo es cuestión de gustos. Para aquéllos que tienen tendencia a transpirar fácilmente, y con un olor intenso, es preferible afeitarse de manera regular. Los vellos frenan la circulación del aire y producen olor, favoreciendo la proliferación de bacterias, que están en el origen de los olores corporales.

La espalda y los hombros son las zonas más difíciles de mantener, puesto que no es fácil llegar para la realización del rasurado. Lo ideal es que nos depilen a la cera en algún centro, y así estaremos tranquilos unas 3 ó 4 semanas. Para aquéllos que prefieren realizar la operación en su casa, lo ideal es hacerlo delante de un espejo, y utilizar la recortadora.

Las cejas puede ser algo que los más sensibles no estén dispuestos a realizar. Con la ayuda de una pinza de depilar, se estira la piel y se tira del vello con fuerza, para evitar que se rompa y limitar la sensación de dolor. Esto se debe realizar al cabo de 2 a 4 semanas.

La nariz requiere una maquinilla especial. Se debe comenzar por recortar los vellos que sobresalen. Luego se introduce la recortadora especial en cada fosa nasal teniendo cuidado de no aventurarse muy adentro, puesto que estos vellos, aunque no sean muy estéticos, impiden que el polvo de fuera entre en contacto con las mucosas, jugando así un papel de barrera contra los microbios. La operación se debe repetir siempre que sea necesario, y cuando empiecen a verse por fuera los vellos de las fosas nasales.

El largo de los vellos del cuello no debe superar los 5 mm, y para eso se debe prever un mantenimiento cada dos semanas. Se parte de la base del cuello, y se va remontando, con pequeños movimientos, para evitar cortarnos.

En cuanto a las piernas, el pubis, los testículos, y la zona interior de las nalgas, es cosa de cada uno: con cuchilla, o recortadora en función del efecto buscado. Para las zonas íntimas, muchos hombres prefieren mantenerlas despejadas de vello de forma a resaltar mejor sus atributos masculinos.


Fuente puntofape.com

1 comentario:

  1. Los hombres se han sumado al carro de la depilación, y como no a la depilacion brasileña. Ya no es sólo cosa nuestra!

    ResponderEliminar