Búsqueda personalizada

sábado, 20 de octubre de 2012

Los ocho grandes enemigos de tu piel


Existen numerosos factores externos que influyen, y de qué manera, en la salud y la apariencia de tu piel. De hecho, aceleran su envejecimiento. Por eso, es importante 'ponerle cara' al enemigo, para así, intentar poner remedio a tiempo. Pues lo que está claro es que muchos de ellos se pueden evitar.

• El sol: efectos negativos del 'astro rey'. Es uno de los mayores enemigos de nuestra piel cuando nos exponemos a él en exceso y sin protección. ¿Sus efectos? Pérdida de elasticidad, firmeza, luminosidad, arrugas marcadas, aparición de manchas...

• El tabaco y sus consecuencia en el cutis. La piel de una fumadora tiene mucha mayor tendencia a deshidratarse, así como una deficiencia crónica de vitaminas y minerales, en particular vitamina C. Como el riego sanguíneo es más deficitario, la piel aparece apagada, castigada y falta de vida. Cada cigarrillo supone una triple agresión contra la piel: genera radicales libres, disminuye el aporte de oxígeno a las células y provoca arrugas en el labio debido al gesto de succión del pitillo. Buenas razones para dejarlo, ¿no crees?

• La alimentación, clave. Es otro de los aspectos básicos que también se refleja en nuestra piel. Comer de forma desequilibrada o consumir grasas animales en exceso son factores que multiplican los radicales libres y perturban la microcirculación. Por el contrario, las vitaminas son aliadas naturales de la piel. Seguir una dieta natural y rica en frutas y verduras proporciona al organismo vitalidad, bienestar y belleza.

• La contaminación, mala aliada. El humo de los coches y las partículas contaminantes que hay en la atmósfera pueden acelerar la producción de radicales libres, principales responsables del envejecimiento. Y, además, ralentizan la renovación celular y producen irritaciones en la piel.

• Fuera estrés. No se puede negar que una etapa de estrés puede afectar, y mucho, a nuestra piel. 'La cara es el espejo del alma', reza un dicho popular, una verdad más que probada, pues el estado psíquico de cada persona también se refleja en la piel, que aparece apagada.

• Dormir poco. Si el estrés no le va bien al cutis, tampoco la falta de horas de sueño. El descanso nocturno es fundamental para prevenir el envejecimiento prematuro porque durante este periodo el organismo limita al mínimo la producción de radicales y al mismo tiempo elimina o neutraliza aquellos que se han producido.

• Hidratada por fuera... y por dentro. No nos cansamos de repetirlo: el cuerpo necesita agua: es necesario beber, como mínimo, un litro y medio de agua diario. No sólo lo notará tu salud, sino también tu piel.

• ¿Y el alcohol? Tomar un poco de vino en las comidas o una copa de forma ocasional no daña a la piel, pero la ingesta regular de alcohol acaba provocando deshidratación y flacidez, además de agravar los problemas de los cutis sensibles y/o con cuperosis. El alcohol y también el café, por ejemplo, atacan directamente a la elastina y al colágeno de la piel.




Soluciones para la piel seca en la menopausia




Es uno de los problemas a los que se enfrenta el cutis una vez pasada la menopausia: la piel se muestra mucho más seca en un buen número de mujeres.

¿Por qué?
Los culpables son los estrógenos. Tras la menopausia, se producen menos y, en consecuencia, disminuye la secreción sebácea. Tanto es así que hasta las pieles más grasas tienden a mostrarse más secas.

¿Qué se puede hacer?
Es el momento de pasar a cremas más untuosas, capaces de atrapar el agua y sellarla en la piel, potenciando la labor barrera. Pero no sólo los productos de tratamiento deben ser más ricos: también las limpiadoras y los tónicos. Hay que buscar cosméticos no irritantes ni astringentes, e intentar aumentar el grado de humedad ambiental con pequeños trucos como plantas o humidificadores. Los complementos alimentarios para piel son también excelentes para mejorar el estado cutáneo tanto por dentro como por fuera. Y, además, los cosméticos con fitohormonas contribuyen a suplir esa carencia natural.


La liposucción y sustécnicas


Técnicas para la liposucción. Cuando hablamos de liposucción en general, debemos pensar que existen diferentes técnicas para su realización, que ayudan a que podamos obtener los mejores resultados posibles.La liposucción ultrasónica y la técnica denominada tumescent son dos de las más conocidas, y ambas han mejorado mucho en los últimos tiempos, dándonos una recuperación mucho más rápida y menos dolorosa de lo que era hace unos años atrás.

La liposucción ultrasónica busca deshacer los depósitos de grasa a través del uso de ondas de sonido de alta frecuencia que llegan a la zona de depósitos grasos con la utilización de una cánula, convirtiéndola en una sustancia líquida que se eliminará posteriormente con masajes y succión combinados.

La liposucción practicada a través de la técnica tumescent es menos invasiva que la ultrasónica permitiendo una recuperación muy rápida, con la ventaja adicional que se utiliza anestesia local y los dolores y molestias post tratamiento son mínimos. Se basa en hacer una incisión pequeña cerca del área donde se realizará la succión y las incisiones quedarán entre los pliegues naturales de la piel.

Por estas incisiones se coloca una cánula que es la que aspira la grasa, y que está conectada finalmente a una bomba succionadora, con la que elcirujanoaspira la grasa.

No hay que olvidar que, sea cual sea la técnica empleada, la liposucción es una intervención quirúrgica, por lo que debe ser practicada por un médico especializado, con todos los requisitos de seguridad necesarios.


Masajes faciales



Eliges la crema que mejor te va en función de tu tipo de piel, pero no siempre prestas la atención que se requiere a la aplicación. ¿Sabías que puedes potenciar y multiplicar la acción de tus cosméticos gracias a tus manos? Los rituales de belleza con los que aplicas tus cremas son esenciales para mantener el buen estado de la piel. Y conscientes de ello, no faltan las marcas que proponen rituales de masaje específicos para hacer en casa. Son muy eficaces, aunque a menudo es costoso reunir la voluntad, tiempo y disciplina necesarias para hacerlo a diario. Sin embargo, aunque sea una vez a la semana, realizar el ritual vale la pena, especialmente en pieles más maduras.

Tomamos como ejemplo un masaje propuesto por Natura Bissé para mejorar arrugas y líneas de expresión:

• Para mejorar la penetración del producto, hay que usar el dedo índice y corazón de una mano para estirar las zonas de más arrugas, como contorno de los ojos, entrecejo, frente, surcos nasogenianos, cuello y escote. Con el dedo índice de la otra, hay que hacer un suave masaje circular en el área abierta.
• Se aplica el producto elegido mediante suaves toquecitos.
• Finalmente, se usan los dedos índice y corazón de las dos manos para hacer movimientos ascendentes, siempre hacia arriba y hacia fuera del rostro, para un efecto lifting.

No hay comentarios:

Publicar un comentario